Tránsito Inicial
Una-cafeteriapanaderia-en-el-interior-de-una-iglesia

At the Chapel, una cafetería que fue iglesia

Muy probablemente, pocas sean las cafeterías que cuentan con dos grandes y pesadas puertas de roble como acceso a su establecimiento, pórtico que permitió el paso a los cientos de feligreses que en el pasado acudieron a la iglesia que hoy acoge este peculiar establecimiento. Un espacio interior en el que destaca una sala central de altos techos e inmensa luz natural que accede por dos ventanas simétricas, altas y estrechas que en su día flanquearon un altar, hoy substituido por una figura en blanco que busca ofrecer un símil de la crucifixión bajo una visión contemporánea. Para aquellos que os podáis preguntar por la ubicación de esta cafetería, At The Chapel (su nombre no podría ser más específico) se encuentra en Bruton, el corazón de West Country al suroeste de Inglaterra, en donde historia y religión dejan paso al respeto y la actualidad.

10502495_994530617229545_8457908758332972417_n

Rocket Coffee Bar, en Bangkok

Descubrimos el interior del Rocket Coffee Bar, un restaurante ubicado en la ciudad de Bangkok cuya fama se ha convertido en viral, de tal modo que por redes sociales como Instagram cada vez es más habitual hallar fotografías y buenas críticas de clientes satisfechos. De él podemos destacar numerosos aspectos, como el efecto visual que se produce entre el mármol con que es revestido el mostrador y la extensión que se crea de este hacía el suelo a través de las baldosas hexagonales de su mismo material, en un símil de lo que podría ser un recipiente del que se desborda la leche de su interior, tratándose como es, de un establecimiento del que destacan excelentes cafés.

Comakwon-Cafe-South-Corea-2

Arquitectura, Comakwon Cafe

En alguna ocasión he llegado a sentir como la arquitectura, ya sea por la armonía de las líneas o por la delicadeza con que ha sido concebido, puede llegar a hacernos interpretar dicho espacio como un lugar de gran serenidad, en donde nosotros, como personas, nos sentimos cómodos, incluso como si de algún modo, nos sintiéramos hechizados.