Tránsito Inicial
de+solidfrog+4.jpg

Tillåten

Vivo en una ciudad donde la industria textil y las curtidurías han tenido una vital importancia para la actividad de la población y ahora todo rastro de aquella época se encuentra materializado a modo de grandes edificios en su mayoría abandonados repartidos por los alrededores del centro de la ciudad. Cuando ando por sus calles no puedo evitar admirar su fisonomía primero, para luego fantasear con su interior. Algo similar me ocurrió al dar con estas imágenes, un antiguo edificio fechado de 1901 que será reconvertido en una galería de arte contemporáneo, un fascinante proceso de restauración que aunará historia, arte y diseño en un mismo emplazamiento.
Imágenes: linnmangallery
de+1st-Option+4.jpg

Sombra de cobertizo

Es posible que las imágenes de hoy os suenen, llevan colgadas en 1st-Option mucho tiempo y me sorprendería que no hubieran tenido una gran aceptación en la red. De hecho cuando creé el blog decidí comenzar de cero y estas son de las pocas fotografías que mantuve de las muchas que tenía almacenadas. De enorme sencillez, me resulta maravilloso destinar un pequeño cobertizo al otro lado del jardín como zona de relax, un lugar donde poder leer un libro sin sufrir las inclemencias del tiempo y mantener la visión del precioso jardín que lo rodea.
Imágenes: 1st-Option
de+Elisastrozyk+5.jpg

Madera textil

Su autora, Elisa Strozyk tras investigar el modo con que proporcionar a la madera propiedades textiles de gran flexibilidad, suavidad y fácilmente enrollables, logró dar con las características deseadas. Realizando un trabajo minucioso donde la madera era cortada en trozos y pieza por pieza unida a una base textil, obtuvo como resultado un material que denominó “madera textil” de gran flexibilidad, capaz de moverse y crear formas inesperadas. Según palabras de la propia Elisa; desafía lo que se puede esperar de un material de estas características entre duro y blando, resulta familiar pero se siente extraño.
Imágenes: ElisaStrozyk
de+yatzer+1.png

Pigmentos originales

De nuevo la mezcla de lo antiguo con lo moderno se hace patente en este blog. En esta ocasión un señorial apartamento situado en Estambul deja entrever entre piezas de alto diseño las huellas del pasado, visible en los radiadores de hierro fundido, la arquitectura propia del edificio, así como en la conservación de la pintura originaria de la vivienda. Merece especial atención este último punto, y el cómo han logrado crear el aspecto de una obra de arte única enmarcándolo en zonas puntuales. En correlación con los distintos espacios, destaca la unión de las tonalidades empleadas; el suelo oscuro junto al blanco puro de las paredes, el gris de los textiles y finalizando con la elegancia del dorado en elementos claves de la estancia.
Imágenes: Yatzer