Tránsito Inicial
Taller-kokedama-con-Manuela-de-Gang-and-the-wool-sabado-1-Singulares-Inventory-Room-barcelona-1

Kokedamas, con Gang and the Wool

Conocía su estudio floral, y tanto que lo conocía, no es difícil encontrarse con una fotografía tomada en él en las redes sociales, yo misma sin ir más lejos, le dediqué un artículo completo en Singulares Magazine #9. Y es que el estudio floral de Manuela de Gang and the Wool, es considerada no en vano, de las floristerías más bonitas del país. Pero no fue hasta hace algunas semanas, cuando tuve la ocasión de coger dirección Vallvidriera, y descubrir en directo este idílico lugar, un espacio ubicado en medio de la montaña presidido por un invernadero y una gran mesa de madera donde Manuela da forma a sus creaciones florales.

Diana-Scherer-Nurture-Studies-Yellowtrace-07

Nurture studies

Una muestra de cómo la belleza se sirve de los conceptos más simples, un proyecto de la fotógrafa Diana Scherer quien se ha dedicado en los últimos años a capturar con su cámara las distintas siluetas que las plantas han ido adquiriendo tras ser desprovistas del corsé que suponían para ellas sus respectivas macetas. Una colección gráfica de 23 flores que la propia Diana ha cultivado tras plantar semillas en el interior de jarrones de formas diferentes, un concepto tan sencillo como atractivo visualmente, donde la naturaleza una vez más, se adapta a su entorno ofreciendo una apariencia inusual y en consecuencia, sorprendente.

JardiCC81n2C-mesa-exterior-con-sillas-pintadas-en-rojo-escultura-colgante

Un jardín de interesantes planteamientos

Guardada desde hace un tiempo a la espera de ser publicada, idónea para ser mostrada en periodos de entre tiempo, para cuando todos estamos deseosos de nutrirnos de propuestas relacionadas con la vida en el exterior que nos ayuden a hacer más atractivos nuestros propios jardines y terrazas. En relación a ello, de las imágenes extraigo dos fantásticos planteamientos, por un lado el impacto visual que otorgan las sillas pintadas en un rojo brillante guardando similitud con el muro que cerca el jardín, así como la presencia de un sequito de esculturas colgantes, tratándose en realidad de plantas sujetas por su propia raíz, las cuales han sido atadas a modo de ovillo con cordones de vivos colores.