Tránsito Inicial
5 Ideas de escaleras para altillos 1

En lo alto; cinco escaleras para altillos

Los altillos o buhardillas son espacios con mucho potencial. Aunque tradicionalmente se han usado para almacenaje, cada vez son más comunes las propuestas de diseñadores que los incluyen dentro del espacio útil de nuestros hogares. Sobre todo, cuando se trata de casas pequeñas. Una de las claves para que los altillos formen parte de tu hogar, para que se integren con el resto de la estancia con harmonía, es el diseño de las escaleras. Este elemento arquitectónico es esencial ya que es el nexo de unión entre ambos niveles y su estética jugará un papel fundamental. Así que vamos a dar un repaso a diversas ideas interesantes de escaleras para altillos.

04_CAVAA_JBa

El legado del pasado en arquitectura

Situada en la zona alta de Barcelona en la que es una localización privilegiada, descubrimos de forma parcial a través de las imágenes una vivienda re-habilitada por el equipo Cavaa Arquitectos quienes bajo la premisa de dividir un gran dúplex en dos viviendas independientes han sabido mantener el carácter propio de un antiguo hogar señorial, haciéndose visibles elementos que así lo ponen de manifiesto.

Un-apartamento-loft-estudio-en-lo-alto-de-una-torre-1

Un estudio en lo alto de una torre

Lo original, lo innovador por su propia condición que lleva al cambio, tiene la capacidad de abrir nuestra mente a nuevos encuadres y sorprendernos con ello. Este es el caso del peculiar espacio proyectado por interior architects i29, en lo alto de una torre de un edificio de Amsertdam, más concretamente en la cima de los grandes almacenes De Bijenkorf, quienes junto al Rijksmuseum, han concebido este lugar, anteriormente en desuso, como residencia temporal para artistas de todo tipo de disciplinas, para que estos puedan utilizarlo como lugar en el que desempeñar sus proyectos.

Vivienda-japonesa-de-construccion-vertical-con-tres-niveles-altillos-suspendidos

Viviendo en vertical

Siete metros de altura, dos niveles principales conectados por dos escaleras en espiral de apariencia escultórica, tres pequeños altillos en madera y todo ello suspendido del techo mediante finas varillas de acero blancas, un proyecto realizado por el arquitecto japonés Jun Igarashi que no deja indiferente.