Tránsito Inicial
Vivir en 20m2 apartamento de una sola habitacion

Un apartamento de una sola estancia, en 20m²

Una única estancia con cocina, comedor y dormitorio, que junto a un cuarto de baño anexo, suman la totalidad de este apartamento de escasos 20m² situado en la ciudad de Estocolmo. Una vivienda en donde el espacio existente se ha planificado de la forma más óptima con tal de aprovechar al máximo cada metro cuadrado, distribuyendo las distintas áreas con total funcionalidad, hecho que pone en manifiesto que quizás las dimensiones están infravaloradas, siempre y cuando estas estén colmadas por abundante luz natural y nos permitan rodearnos de todo aquello que apreciamos. ¿Tú qué opinas?

Eva green pelicula the dreamers objetos inspiracion decoracion retro lampara philips Louis Kalff

En escena, The Dreamers /

Encerrados en su mundo particular, descubrimos a medida que avanza la trama de la película The Dreamers dirigida por Bernardo Bertolucci, la peculiar e intima relación que mantienen dos hermanos junto a su nuevo amigo, un joven americano que comparte con ellos su afición por el cine; una trama con constantes homenajes y referencias a películas de la Nouvelle Vague y el Hollywood clásico, y juegos que conducen al erotismo. Ambientada en el mayo del 68, la mayoría de las escenas se desarrollan en el interior de un apartamento en París, estancias decoradas siguiendo las tendencias de la época en donde podemos visualizar numerosas piezas de diseño.

La vivienda de Mari Quinonero, artista que crea obras a partir de la tenica del collage

En Malasaña, el hogar de Mari Quiñonero

Cada objeto, cada detalle por pequeño y mínimo que sea, marca la esencia del apartamento de Mari Quiñonero y Ale Megale, artista ella y fotógrafo él, sus aficiones que son a la vez su profesión, definen el uso de los espacios y también su decoración. Ubicado en el barrio madrileño de Malasaña, el piso resulta totalmente seductor: luz, suelos hidráulicos, chimenea, molduras en el techo… y por si fuera poco, supera en altura al edificio de enfrente, lo que les proporciona unas vistas muy castizas a los tejados de Madrid, por todo ello, no es de extrañar que tras pasar por cinco viviendas distintas, sólo de esta han hecho su hogar.