Tránsito Inicial
En escena, película Marie Antoinette Sofia Coppola

En escena, Marie Antoinette /

En un suponer, nos imaginamos a una apenada Marie Antoinette viviendo aún en nuestros días, sola, oculta y alejada de cualquier lujo conocido en el pasado en el fastuoso Versailles. Mantiene vivo su pasado a través de sus viejos y desvaídos muebles mientras relee las obras de Rousseau y Montesquieu aún sin llegar a comprender que pudo ir mal, libros que ha teñido de rosa para poder sobrellevar mejor.

Suerte tiene del aroma que desprende Diptyque “Feu de Bois” que en un cerrar de ojos es transportada de nuevo a su hogar, allí en dónde el fuego de la lar era presente en cada estancia y más de 10.000 velas iluminaban el palacio en una sola noche, todas ellas, quemándose al tiempo. Siendo su ropa interior el último vestigio de sus delicados ropajes, siente repugnancia por cualquier dulce francés, ahora el Sacher es el único pastel capaz de ingerir. Ay querida! cuánto mejor te hubiera ido en tu Austria natal.

1/
  Mesita de noche bicolor – VINTAGE&CHIC
2/  Juego de taza y tetera – VILLEROY&BOCH
3/  Libros antiguos – RUE VINTAGE 74
4/  Lencería de encaje y satén – OYSHO

 

Imágenes: Película Marie Antoinette
 
5/
 Tocado de lavanda – LUCÍA BE
6/  Butacón sin tapizar  – FEDERICA&CO
7/  Pastel Sacher  – MAMÁ FRAMBOISE
8/  Vela Diptyque – LES TOPETTES

12 aportaciones