Tránsito Inicial
Manta-de-lana-combinada-con-textiles-dormitorio

Mantas de toda la vida

Sorprende, y lo hace por el encanto inesperado de los textiles empleados, tratándose de una combinación atractiva pero al mismo tiempo, arriesgada. Una cama vestida haciendo uso de las mantas de toda la vida, aquellas que un día fueron substituidas por el edredón, pero que hasta hace relativamente poco era habitual hallarlas en cualquier hogar del país. Con estampados imposibles y de todos los colores, observarlas supone un regreso a nuestra infancia, que como todo, parece volver integrada en un ambiente decorativo actualizado.

Dormitorio-cama-vestida-con-mantas-de-lana-paduana
Imágenes: vtwonen

12 aportaciones

  1. Empresa diseño gráfico

    Realmente ha sido como viajar a la infancia! Imposible olvidar la multitud de mantas que te arropaban y con las que casi no te podías ni mover por todo lo que pesaban…
    Me encanta la imagen que has seleccionado para el post.
    Pero también me quedo con el nórdico para la cama y esas preciosas mantas para el sofá!

  2. vero mariani

    absolutamente de acuerdo! es una vuelta al campo de mis nonnos (donde había muchísimas de esas frazadas!). siento todavía su textura y las cintas del bies. qué hermosos recuerdos maría, gracias por llevarme a ellos de una manera tan chic jajaja!

  3. Littlefew

    ¡Pues nunca se me hubiera ocurrido! a mí siempre me parecieron un poco "feas" y además pesaban tanto… pero vistas así la verdad es que tienen un encanto enorme… en fin, son de esos objetos cotidianos a los que le das una vuelta y de repente se vuelven un "tesorico".

    [ Y por cierto María, precisamente tu manera de escribir es de lo que más me gusta en tu blog -entre otras muchas cosa-, y aunque pienso que tiene que haber opiniones variadas y críticas constructivas para ayudarnos a mejorar, no le veo el sentido a decir cierto tipo de cosas que más que aportar… rozan la mala educación ].

    En fin, un beso y feliz fin de semana :)
    Laura * Littlefew Blog

  4. Ruth Linea R

    Ya ves que recuerdos!! Anda que no son socorridas ellas.
    Siempre que voy al pueblo en invierno y las uso llego a la misma conclusión; aplastan (pesan) más que abrigan, jajja aunque volviendo a verlas tan monas en las fotos hasta les "volvería " a dar una oportunidad (pensándolo muy mucho)
    P. D= María, oidos sordos, hay mucha envidia.
    Respeto opiniones… Pero para soltarlas de esa manera mejor que se las guarden.