Tránsito Inicial
juliusosara

El pasado, hoy

Con un excepcional interior, esta vivienda resulta sorprendente por ser una obra de arte en si misma, cuyos ejercicios decorativos correspondientes a un esplendoroso pasado histórico contrastan en la actualidad, con el más absoluto minimalismo, imperante en nuestro período actual.

Frescos de fantasía para sus techos así como para la imperante estufa que preside el salón, contrastan hoy con piezas de mobiliario de gran sobriedad, siendo como es, un espacio despejado de accesorios, más allá de las piezas de mobiliario puramente esenciales. Así lo demuestran los montones de revistas que reposan apiladas en el suelo, una seña inequívoca de una decoración desenfada propia de sus jóvenes habitantes, Julius y Sarah.
Imágenes: Elledecoration

11 aportaciones