Tránsito Inicial
Un-cristo-y-un-cruzifijo-como-elemento-decorativo-para-viviendas-contemporaneas

Imaginería religiosa

Detalles que decoran la vivienda de Neil Cunningham, antiguo director de Yves Saint Laurent, un perfil laboral que nos traza una personalidad joven, de gran creatividad y en continúa reinvención de todo aquello preconcebido, conducta tan imperante en el mundo de la moda. Aspectos todos ellos que sirven para comprender la presencia de ciertos elementos de esta vivienda, donde imaginería religiosa se encuentra entremezclada con piezas de arte, diseño y objetos de procedencia vintage e industrial creando en su conjunto rincones muy potentes visualmente a causa de la gran carga simbólica que estos elementos poseen.

Pudiendo causar estupor en aquellos próximos a la teología, pero que sin embargo, estos mismos objetos bajo la visión de aquél no creyente se convierten en meras esculturas, algunas de ellas de gran belleza pero sin mayor significado, de las que servirse para decorar y divertirse haciéndolo. Personas como yo, alejadas de toda creencia religiosa y que en consecuencia, no procesan ningún tipo de carga emocional ante estos objetos, permitiéndome concebir como algo atractivo, el hecho de disponer un santo en lo alto de una vitrina ubicada en mitad de un pasillo de una vivienda cualquiera y que además almacena en su interior una lámpara que es uno de los mayores símbolos del período retro-vintage, un objeto puramente kitsch.
Imágenes: Theinteriorstylelist

8 aportaciones

  1. Énola

    Reconozco que quedan bien, son muy kitsch y acompañan a la perfección al resto de la decoración.
    Eso sí en mi casa no pondría una imagen religiosa, suelen ser bastante tristes y tétricas, no encajan en mi hogar ni van conmigo.

    • María Marcet Author

      Lo cierto es que hace bastante tiempo que llama mi atención todo este tipo de artículos religiosos, y al ver la vivienda que he compartido hoy, he querido extender mi opinión, así que no diría tanto que se trata de una moda, no lo creo vaya.

  2. Littlefew

    Ufff, pues he de decir que me no me va nada lo de tener una escultura religiosa en casa, y mira que soy de historia del arte… XD
    Pero reconozco que en ciertos ambientes puede dar muchísima personalidad, como en este caso. ¡Algo diferente y muy personal! ;)

    Besos
    Laura * Littlefew Blog