Tránsito Inicial
Salon-con-muro-divisorio-rincoCC81n-de-trabajo

Chez Tom, un salón de azul grisáceo

No cuenta prácticamente con adornos ya que la falta de elementos decorativos en comparación con cualquier otra vivienda es significativa, sin embargo, la fuerza que poseen los elementos que configuran este espacio es tan desmesurada que hace que resulte totalmente atractivo de observar. Con un empleo de tonalidades frías propias de un azul grisáceo y un mobiliario reducido a las necesidades marcadas por el espacio, hacen de este salón una propuesta que analizar y tener en cuenta, donde arte y diseño se entremezclan con el más simple de los sofás.

 Y un secreto que no desvelan las imágenes, el muro divisorio aguarda a sus espaldas una zona de trabajo que siguiendo la sobriedad del conjunto, supone un espacio perfecto en el que crear sin distracciones, pero perfectamente conectado al resto de la vivienda, la cuál podéis descubrir en la fuente original, siendo este un proyecto de Marianne Evennou.
Imágenes: MarianneEvennou

6 aportaciones

  1. Deliving por Maria Dulce

    Un espacio muy singular. Me gustan mucho los tonos elegidos, verdosos grisáceos y blanco. Y muy buena idea separar con una pared a media altura la zona de trabajo. A mi me gusta desconectar del trabajo, y poder hacerlo visualmente, ayuda.
    Apostaría a que aquí vive un chico!!

    un beso Maria

  2. My leitmotiv

    Porque dices que es una vivienda pero bien podría ser algún que otro espacio, una recepción o sala de espera que se define pero no se llega a separar. La pared a media altura, un buen recurso para dejar pasar la luz y darle ese ambiente tan especial que tiene.

    Bss