Tránsito Inicial
Crear-composicion-de-objetos-con-las-plantas-y-flores-de-nuestras-viviendas

Una correcta disposición de objetos

Leí hace unas semanas en algún sitio que las plantas en interior volvían a estar de moda, lo cierto es que no puedo contribuir a tal valoración ya que yo jamás he tenido en casa, descontando aromáticas y jarrones con flores de temporada. Lo que no hay duda, es que cualquier objeto tiene cabida en nuestro hogar sea de la índole que sea, siempre y cuando procuremos integrarlo de un modo armonioso con el resto de objetos, logrando de este modo y al mismo tiempo, incrementar su presencia dentro del conjunto.

Tea-Party2C-decorar-mesa-de-desayuno2C-cafeCC812C-teCC81-flores-y-pastas

Un desayuno de altura

Juegos de alturas que proporcionan mayor visibilidad a la decoración y disposición de una mesa pensada para celebrar una merienda o desayuno. En ella, un extenso listón de madera elevado sobre un pedestal supone la base donde servir todo tipo de dulces, contando con el ancho preciso para entremezclar flores y bollería, esta última perfectamente seleccionada para la ocasión.

Handmade-Ceramic-Virusted-Studio-Azucarero-Pinocho-4

Pinocchio por Viruset Studio

Descubrí los trabajos en cerámica de Noe de Viruset Studio hace algunos años y si bien, sus piezas siempre me han parecido de gran atractivo, con su nuevo modelo, simplemente se ha superado. Se trata de un azucarero que rinde homenaje a Pinocchio, cuyo diseño surgió como sucesivo al propio formato que el resto de sus azucareros ya poseían, dándole en esta ocasión una vuelta de tuerca a base de garabatos y la fantástica idea de convertir la ranura propia de la cucharita de madera, en su larga nariz.

Nuevo-numero-publicado-de-Singulares-Magazine-11-revista-de-interiorismo-y-lifestyle-4

Singulares Magazine #11

Hacía algunos días que las observaba, estaban empezando a marchitarse en el rosal, córtalas para que florezcan las demás, me decían, pero a mí me parecían ahora mucho más bonitas que nunca, mis rosas habían perdido su vibrante color por una degradación mucho más delicada, donde pétalos secos las dotaban de una belleza caduca conmovedora. No las cortaba, porqué no quería y también por no disponer del tiempo suficiente, ya que sabía que de hacerlo, querría fotografiarlas y capturar esa delicadeza suya en este preciso instante.