Tránsito Inicial
de-skonahem

Entre pátina


No tengo duda, los despachos se han convertido en mi estancia favorita de la casa, no hay uno igual a otro, pragmáticos unos, bucólicos los otros. Ambas tipologías representan como ninguno la personalidad de su propietario, y lo que es más divertido, sus manías e intereses.
Imágenes: skonahem

58 aportaciones

  1. eli

    Justamente pensaba lo que al final mencionaste: las manías e intereses… los hobbies y delirios como suelo decir, se reflejan en cada escritorio! Este es fabuloso!!
    Un beso María, feliz finde!!

  2. Marina Peral

    Pues si! me quedó mucho por hacer.. en tres días no lo ves todo! pero bueno más vale salir 3 dias que no salir ninguno!!

    bonitas fotos! me encanta el pelo de la silla, yo estoy buscando una silla nueva de escritorio, y tenia pensado en ponerle pelo como en la foto.
    Por ahora estoy buscando la silla! jaja
    besos!

    o n e m o r e s h o e s

  3. ceci

    Es ciertoooO! Son un espacio más individual y privado que el resto de la casa.. serápor eso que están más librados a la creatividad?
    Beso grande!1 Ah y no descifro cuál es tu nombre =)

  4. Fran

    Coincidimos María: los despachos también son mi estancia preferida de la casa. Quizás es porque me paso allí gran parte de mi tiempo libre. Es por ello que me gustan cálidos y entrañables como el que nos presentas.
    Un abrazo
    Fran

  5. El desván de Mamen

    Que preciosidad, el contraste entre la pátina del muro, el suelo gastado y los muebles de madera. Las máquinas y objetos antiguos crean ambientes entrañables y a la vez misteriosos, sobre todo si te paras apensar en que viaje habrán hecho a lo largo de su vida, un beso, Mamen.

  6. ladytacones

    Estoy de acuerdo contigo, quizá porque somos bloggers nos sentimos muy atraídas por mirar otros espacios de personas que abren sus ventanas al mundo y desarrollan su fantasía, sentadas en una silla y frente a un ordenador…

  7. London Wishes

    Al ver la segunda fotografía me ha venido el recuerdo del despacho de mi abuelo en la casa que tenían cuando yo era pequeña.
    Me encantaba cómo olía esa habitación, y me ha venido a la mente al ver la foto. Es curioso cómo algunas pequeñas cosas se quedan para siempre y basta un segundo para que estén presentes.
    Acabamos de descubrir tu blog y ha sido estupendo. Gracias.

    Un beso,
    Eva

    http://www.londonwishes.com

  8. Miguel Illescas

    Es una habitación que me gustaría tener en casa, pero el espacio manda. De momento mi despacho es el salón, mi mesa de trabajo, mis piernas y mis libros comparten estantería con los de lectura…
    Pero estoy contento, tengo una vista genial del jardín.