Tránsito Inicial

Manta decadente


Para alguien como yo, que ha nacido en la década de los noventa, en sus inicios concretamente, le resulta relativamente fácil ser objetivo con aquellas piezas que ahora denominamos retro, juzgamos su estética y su funcionalidad, desechamos unas y aprobamos otras sin ninguna influencia anterior a esta época. Yo no he tenido que asimilar como tal, la reaparición de mobiliario procedente de los años 50, 60 o 70, no configura por lo tanto un recuerdo de mi infancia y no adjudico su estética a ningún periodo del que quisiera prescindir. Todo esto ha cambiado al dar con una pieza a la que he repudiado desde pequeña, recuerdo perfectamente las ocasiones en las que he tenido que dormir con mantas similares a las de las imágenes, y cuanto he llegado a odiar su feo estampado, la rigidez de sus materiales y lo ásperas que me resultaban. Cuando encontré las imágenes que hoy muestro visualicé las múltiples casas de colonias o simplemente las visitas a casa de los abuelos, sentí como por un segundo mi mente las rechazaba, pero en realidad tienen el aspecto decadente que tanto me gusta, me parecen muy interesantes estéticamente y aún teniendo mis dudas, creo que no me importaría una similar para mi dormitorio.  

Imágenes: KathrynBarnard

21 aportaciones

  1. Sarah Vam de Parker

    Me acabas de transportar a la niñez,mi abuelo,el que vivia en el pueblo era pastor y recuerdo cuando era pequeña como lo esperaba en la puerta de casa y el llegaba con una de esas mantas al hombro.Todos los días me traía algo,fresas silvestres,moras,agua de un manantial …..

  2. Los viajes de Lucas

    A mi también me han dado picores…. pero ahora que ya no pican… reconozco que tengo una de ese estilo suave, suave en el sofá de casa…y aunque me encantan estéticamente no puedo negar que me encanta la ligereza del plumas para dormir.

  3. grisberenjena

    síiii…a mí también me ha recordado a la de los retiros, campamentos y demás…
    es gracioso lo que cuentas:como tenemos asociados los gustos a nuestros recuerdos…(aún me arrepiento de hacer quitar a mi madre la lámpara de sol por pasada de moda y que tiró, despues de tenerla varios años guardada, justo unos meses antes de que se pusiera rabiosamente de moda…)
    o cómo me encanta todo lo que huela a rústico viejo por no haberlo tenido cerca…(imagino que no pensarán así las que les tocaba lavar a mano en el río o trillar para comer pan…en lo que yo veo belleza y romanticismo, ellos verán trabajo duro, aunque, lo sé de buena mano…momentos entrañables)
    Que bueno es tener la mente limpia…
    mart a.

  4. Piluka

    Que recuerdos… Mis abuelos ya no viven pero seguimos conservando su casa y cuando vamos y dormimos allí tenemo smiles de estas mantas… que recuerdos….
    Tienes razon, he entrado en alfombra roja :)
    Besitos.

  5. Mageritdoll

    qué recuerdos qué mantas… yo soy de los que conocieron esas mantas… :-))) en mi pueblo había de ellas… :-))) Viendolas ahora quedan bonitas… pero claro… esas mantas que rascan como que…buff… :-))

    Sergio y Cristina&Mageritdoll

  6. Jürgen

    Madre mía…y qué mayor me siento yo ahora mismo leyéndote!
    Pues mira, no hace nada mi hermana me pidió que le buscase una. Y yo pensé "mi hermana,"la señorita diseño" ¿para qué diablos querrá "eso"?.
    Ahora todo va cobrando sentido. Estas fotos hacen que las vea de otro modo…
    Un saludo

  7. Másdelomismo

    de principios de los noventa? madre mía, eres una niña!!!!!!!!!!!!!!!! jajjaja… o yo muy vieja, claro….

    Yo sí tengo edad como para recordar la instauración de la era edredón de plumas…. un antes y un después….

    Besos

  8. Elena

    tienen una pinta de calentitas, agradables, a mí me encanta las mantas, son muy acogedoras, y me recuerdan a mi abuelo que hasta que tuve muchos años venía a nuestro dormitorio y nos arropaba, no había quien se moviera!!!