Tránsito Inicial

Complementarios

Hoy no juzgaré los muebles ni la estancia que los rodea, pues considero que estas fotografías se merecen un lugar en este blog aunque tan sólo sea por la mezcla de telas y estampados tan acertados. Me imagino lo que ha podido llegar a disfrutar aquél que lo haya diseñado, contrastando estilos, texturas, colores,.. eligiendo los motivos florales y apostando finalmente por algo tan atrevido. Visto el resultado puede que me plantee ser un poco más osada, yo que voy a Gastón y Daniela y salgo con una tela blanca mientras me reconcomo por dentro pensando que no tengo perdón de dios. 
Imágenes: 1st-Option

Lienzo mental

A aquellos que nos gusta la decoración no necesitamos demasiado para dejar volar la imaginación. Cualquier circunstancia es propicia para visualizar como proyectaríamos un rincón, una estancia o incluso los más osados una casa que tan solo han observado su fachada y han quedado prendados de ella. Eso es exactamente lo que me ocurrió la primera vez que me topé con estas fotografías, siendo una base perfecta para jugar con mi mente.
Imágenes: 1st-Option
de+bobedre+1.png

Escasa opulencia

Nunca he tenido el espíritu de la navidad demasiado desarrollado, y como ya he comentado en actualizaciones pasadas vivo estas fechas apegada a otros conceptos, el frío en contraste con el calor del hogar, el fuego encendido, la familia alrededor de este..y las ocasiones dadas a la reunión. Seguramente sea por esta razón que tanto la decoración de mi casa, como aquellas propuestas que presto mas atención destacan por su sencillez y por su insinuación a las festividades navideñas. La decoración de la mesa de hoy podría ser útil en cualquier época del año, pero para mi gusto cumple ampliamente con mis expectativas al respecto; madera, blanco puro, piñas, cuerdas de cáñamo a modo de servilleteros, y numerosos portavelas encendidos a lo largo de esta.
Aun así no podría dejar de enseñaros esta increíble idea para adornar nuestra mesa en estas fechas, prestar particular atención al anudado del camino de mesa de esta fotografía.
 Imágenes: BOBEDRE